jueves, 1 de agosto de 2013

Juan Cornejo Carvajal, el periodismo zalameño en defensa de la causa contra las calcinaciones al aire libre.

Juan Cornejo Carvajal
La sabia zalameña, tal como estamos viendo a lo largo de los artículos que se publican en este blog, nos trae es esta ocasión otro de nuestros personajes ilustres cuya biografía, que a continuación se detalla, sirvió como prólogo de la reedición "Los Humos de Huelva", auspiciada por Emilio Romero Macías y cuyo texto escribimos "al alimón" para aquella ocasión.
Juan Cornejo Carvajal, según consta en el Archivo Municipal de Zalamea la Real, nació en la calle Pie de la Torre  el día 23 de marzo de 1864 a las 11 de la mañana. Miembro de una familia acomodada (sus abuelos, tanto paternos como maternos, eran destacados hacendados), sus ascendientes hunden sus raíces en Zalamea la Real (no olvidemos que sus apellidos mantienen una arraigada tradición en la localidad), destacando entre sus hermanos, María, Esperanza y Jesús, el papel del mayor, D. Honorio Cornejo Carvajal, Vicealmirante y Ministro de Marina durante la Dictadura del General Miguel Primo de Rivera.
El Padrón de habitantes del año 1865 nos indica que su familia no aparece ya registrada en  la dirección en la que vivían desde 1860 (calle Cruz, número 3) y a partir de esta fecha podemos decir (mientras la documentación, que desgraciadamente se conserva en muy mal estado, no indique lo contrario) que la familia se traslada, con toda probabilidad, a Huelva. Su padre, José Natalio Cornejo, abogado de profesión licenciado por la Universidad de Sevilla en 1855, ostentaría a lo largo de su carrera destacados puestos a nivel provincial: Promotor Fiscal de Hacienda en la provincia de Huelva, diputado y tesorero del Colegio de Abogados, Diputado provincial por el Distrito de Zalamea la Real y Minas de Riotinto por el partido Alfonsino, Juez Municipal de Huelva, Magistrado Suplente de la Audiencia de lo Criminal, Abogado Consultor del Ayuntamiento de Huelva, y defensor de la causa contra las Calcinaciones al aire libre. Probablemente, José Cornejo pasaría parte de su infancia y adolescencia en la Capital onubense hasta trasladarse a Madrid,  donde suponemos realizó sus estudios de periodismo. Con 26 años nuestro personaje se consolidaría un periodista de renombre en la capital de España, hasta el punto que muchos autores lo catalogaban como “periodista madrileño”,  por su prolífera pluma escribiendo asiduamente en los diarios madrileños.
Las Teleras
Consecuente con los problemas de su tierra natal, de la que nunca se desvinculó,  se alineó con aquellos que lucharon contra las calcinaciones al aire libre en las minas de Riotinto a través de la publicación de numerosos artículos en prensa en los diarios “El Clamor”, “El Reformista“ y “Diario de Huelva” bajo el seudónimo de Cornouiller, convirtiéndose así en un antihumista más. De esta manera heredaba el espíritu de su padre, José Natalio Cornejo, que había ejercido de abogado de varios de los ayuntamientos de las localidades afectadas y de algunos particulares, elevando las quejas pertinentes al Gobierno por las nefastas consecuencias derivadas del proceso de las calcinaciones.
A finales del siglo XIX, los medios de comunicación tenían un papel social importante mediante la información y, en 1892, se publica en Madrid un folleto de este periodista zalameño, D. Juan Cornejo Carvajal donde exponía cómo la prohibición de las "teleras" donde se calcinaban las piritas de cobre de las minas de Riotinto, se había conseguido gracias a las quejas reiteradas del vecindario y a una violenta campaña de prensa; dicha obra llevaba por título “LOS HUMOS DE HUELVA”, cuya edición que presentamos se editó en el establecimiento tipográfico del Diario, sito en la calle Puerto 46 de Huelva.
El libro es una colección de artículos que se publicaron en estos diarios y viene acompañado de fotograbados y biografías de personajes en pro de la causa tales como Talero, Albareda, Romero Robledo, Conde Gomar, García Castañeda, etc., que se distinguieron por la defensa de la causa de los pueblos.
Portada de "Los Humos de Huelva"
Otros datos sobre nuestro ilustre personaje (aunque son escasos y salteados en el tiempo) indican su acercamiento a la política y su vinculación con el Partido Reformista de Melquíades Álvarez desde su fundación en 1912, compartiendo experiencias con otros importantes militantes del reformismo inicial como Manuel Azaña, José Ortega y Gasset, Fernando de los Ríos o Benito Pérez Galdós. Ese mismo año sería designado vicepresidente de la Junta provisional de este partido, en el Distrito de Palacio de Madrid.  Consolidando su posición política cuando se presentó por la Conjunción Republicano-socialista (como miembro del Partido Republicano Reformista) por el distrito de Palacio, en Madrid, en las elecciones de 1913.
Por otra parte, destaca su labor como taquígrafo y la publicación de la obra "Reseña histórica del arte taquigráfico" en 1889, resultado de su labor asidua en 50 años reuniendo más de 500 obras de taquigrafía española y extranjera, la cual donó a la Biblioteca Nacional costeando él mismo la edición, convirtiéndose así como la única obra de la historia de taquigrafía que se había publicado en España. Posteriormente fue miembro de la Sección central del Instituto Hipanoamericano de Taquigrafía, desde donde impulsó el estudio de la técnica y motivó fervientemente a los interesados al uso de la taquigrafía.
Falleció en Madrid el 1 de febrero de 1933 a los 69 años de edad, a las puertas del 45º aniversario de la tan fatídica fecha del 4 de febrero de 1888.
Es de reconocido derecho dar a conocer una de sus obras tan relacionada con la historia de nuestra Cuenca Minera.

Prologo para la reedición de "Los Humos de Huelva"
Emilio Romero Macías
José Manuel Vázquez Lazo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario